Archivo etiqueta Grupo Piñero

Orizonia, el Rey ha muerto, larga vida al Rey

EL FUTURO DE LOS TOUROPERADORES DE ESPANA-JUAN BARJAU

Apenas han transcurrido 3 meses desde que escribí el post sobre el incierto futuro de Orizonia y quién podría aventurar que, a las puertas de la primavera, estaríamos certificando la muerte de uno de los mayores grupos turísticos de nuestro país. Asistiendo, todavía perplejos, a la ‘colocación’ de algunas de sus marcas o al panorama sombrío al que se ven abocados miles de sus excelentes profesionales.

No quiero detenerme en seguir ahondando en la herida (demasiado se ha escrito sobre ello estos meses), en buscar explicaciones imposibles o ‘presuntos’ culpables, porque nada de lo que hagamos, digamos o escribamos cambiará la situación.

Sin embargo, sí haré un alto en el camino para felicitar a los que han hecho posible una iniciativa tan creativa, ingeniosa y seguramente exitosa como Orizonia Talentos.  Vaya para todos ellos mi sincera y afectuosa enhorabuena.

Ahora podríamos decir aquello que tantas veces escuchamos en las películas. ‘El Rey ha muerto,  larga vida al Rey’. Una frase que siempre me ha parecido de enorme crueldad pero que ahora se me antoja de rabiosa actualidad. Y es aquí donde quiero centrar el post de hoy.

Ahora que no está Orizonia, se plantean varios e interesantes interrogantes ¿Quién ocupará su lugar? ¿Qué turoperadores absorberán un volumen de negocio de varios cientos de millones de euros? ¿Será capaz Gabriel Subías de colocar en lo más alto su proyecto con el Grupo Barceló? ¿Teme Globalia que le ocurra lo mismo con un modelo de negocio muy similar al de Orizonia? ¿Volverá Soltour y el Grupo Piñero a lo más alto de la turoperación?

Y os dejo la última… ¿Quién ha sido el más beneficiado de la caída de Orizonia?

Analicemos la situación de cada uno de ellos. Al menos, observemos sus últimos movimientos.

Grupo Globalia

Sin lugar a dudas, el que resulta más beneficiado con la desaparición de su máximo competidor. Travelplan, sin Iberojet ni Solplán haciéndole sombra, se postula como el nuevo Rey de la touroperación. Air Europa gana en confianza y reconocimiento de marca (también habría que agradecérselo a Iberia, claro).

Viajes Halcón y Ecuador conseguirán sin duda más cuota de mercado. Y su división receptiva, con Welcome Incoming Services a la cabeza, seguirá creciendo sin la competencia de Smilo. Y la ‘llegada’ de Luabay a precio de saldo, miel sobre hojuelas.

Grupo Barceló

Bajo mi punto de vista, es el que registrará mayor crecimiento. Con Gabriel Subías al frente, ha sido el que más rápido ha reaccionado. Apostando por ampliar su red de venta con la adquisición de Vibo Viajes y garantizando su producto al Caribe, con la entrada de Orbest.

Sin embargo, llama la atención la falta de identidad corporativa de sus marcas Lacuartaisla, Quelónea o Jolidey como Grupo Barceló, cuando parece que lo lógico sería lo contrario.

Grupo Piñero

Es posible que haya llegado el momento en el que el Grupo Piñero, con Soltour a la cabeza vuelva a recuperar mayor protagonismo en la Turoperación española. Ya estaba registrando buenos resultados este año, ante la incertidumbre del mercado y siempre ha sido fiel a su filosofía y modelo de negocio muy diferente al resto, como ya contamos en nuestro post Turoperador Soltour ¿El último Mohicano?

La entrada en el grupo de Eduardo Zamorano, como director general de la nueva división de receptivo del grupo tras su buen hacer en Smilo, nos indica que también el Grupo Piñero está tomando posiciones. Y seguro que no será el último movimiento.

Con el inicio de la temporada de verano más cerca de lo que pensamos, y tras lo acontecido con Orizonia, se vislumbran unos próximos meses todavía muy agitados en el mercado emisor español.

Los grandes grupos turísticos de nuestro país preparan nuevas estrategias, revisan sus modelos de negocio y juegan sus cartas porque, no nos engañemos, todos quieren ganar la partida.

¿No os parece?

, , , , , , , , , , , ,

7 Comentarios

¿Podría ser Latinoamérica ‘El Dorado’ para los Turoperadores españoles?

TOUROPERADORES DE ESPAÑA EN LATINOAMÉRICA JUAN BARJAU

En estos días de Febrero, más fríos de lo esperado, también sufrimos otras inclemencias ajenas a los avatares de la meteorología y que además, no creo que se apacigüen con la llegada de la ansiada primavera.

Me refiero a la época convulsa que vive la Turoperación española. Lejos quedan los tiempos de su máximo esplendor donde, a los lomos de los grandes turoperadores de nuestro país viajaban miles de turistas viento, en popa a toda vela, y sin atisbar lo que acontecería años más tarde.

Grandes absorciones por un valor diez veces menor al de hace apenas cuatro o cinco años o expedientes temporales de regulación de empleo del veinte por ciento de la plantilla.

Pero seamos rigurosos. No es que la Turoperación española no haya hecho las cosas bien o que se encuentre en una situación distinta al resto de empresas turísticas del sector. Sin embargo, probablemente sí es donde más se ha dejado notar la crisis del mercado emisor español por su enorme dependencia, cómo os contábamos en nuestro post de Orizonia, futuro incierto… Y no echemos más leña al fuego.

Si hiciéramos una retrospectiva veinte o veinticinco años atrás recordaríamos como las grandes Cadenas hoteleras españolas, Meliá, Riu, Barceló o la misma Bahía Príncipe Hotels del Grupo Piñero (entonces construyendo su primer Hotel Bahía Príncipe en República Dominicana), comenzaron a desembarcar en el Caribe para, años más tarde, consolidar sus cuentas de resultados más allá de nuestras fronteras.

Es decir, decidieron apostar por abrir nuevos mercados, ni más ni menos. Seguramente asumiendo enormes dosis de riesgos y con grandes incertidumbres. Pero si nos atenemos a los resultados,  la verdad es no les ha ido nada mal.

¿Podrían hacer lo mismo los turoperadores españoles? ¿Dónde encontrar algo similar, pero trasladado a los tiempos actuales?

Hace unos meses reflexionábamos sobre lo qué nos da Latinoamérica que no nos ofrezca España y exponíamos una serie de aspectos que convendría recordar:

Proximidad cultural con España. Además de un idioma común (en la mayoría de los países), ya existe una relación empresarial y comercial madura.

Países con enorme potencial, en continuo crecimiento y con mercados internos muy fuertes.

Las nuevas tecnologías y el uso de Internet están experimentando un gran desarrollo similar al ocurrido en Europa hace algunos años.

Falta de Know How turístico donde la Marca España y sus empresas son consideradas de gran valor.

Si a todo lo anterior añadimos que el destino ‘Caribe’ es uno de los productos más demandados en Latinoamérica y las empresas turísticas españolas son el principal proveedor de producto en el destino, ¿tenemos ya todos los ingredientes? Seguramente todos no, pero sí los más importantes.

Latinoamérica está llamada a ser el escenario ideal de inversión para las empresas españolas. Y no solo por los países en la mente de todos como Brasil, México, Argentina o Chile. Prestemos también atención a Colombia o Perú, por citar dos ejemplos con menos renombre pero que están posicionándose en primera línea.

¿Tan descabellado sería hablar de un Soltour Colombia, un Iberojet Perú o un Travelplan Chile?

Podrán seguir subsistiendo los grandes turoperadores de nuestro País con una dependencia tan fuerte del mercado emisor español, del que todos asumen que nunca llegar a ser lo que fue.

¿Sigue habiendo tarta para tantos jugadores…?

, , , , , , , , , , , ,

2 Comentarios

Turoperador Soltour ¿El último Mohicano?

Como imagino que todos sabréis, Soltour es un turoperador con más de 25 años de existencia, perteneciente al Grupo Piñero, donde también están integradas otras marcas, quizás de mayor relieve, como Hoteles Bahía Príncipe. Sin duda, junto a Iberojet y Travelplan, forma parte de los grandes turoperadores del mercado español y al mismo tiempo es el único que, a día de hoy, puede denominarse ‘Turoperador independiente‘, con todo lo que ello representa.

Aquellos que conozcan mínimamente a Soltour, o quien como yo haya tenido el privilegio de trabajar en él, estará de acuerdo conmigo en que desde sus inicios siempre ha sido distinto al resto.

Distinto, no sólo por su condición de turoperador independiente (producto preferencial para las Agencias de Viajes independientes), que también. Sino porque siempre ha buscado un camino diferente. Sabedor de que no podía competir por precio en Caribe inventó la fórmula del 2×1 acompañante gratis o descuentos del 90% para el acompañante, basando su estrategia de comunicación en los descuentos aplicados y no en el precio final de los paquetes. Por citar un ejemplo.

En una entrevista publicada recientemente en Hosteltur su director general, Javier Castillo, analizaba la situación de la mayorista desde la perspectiva del único de los grandes que no estaba integrado en una estructura vertical. Precisamente sobre esto trataré de profundizar en este post.

Javier Castillo, posiblemente la mejor adquisición del turoperador en los últimos años, mencionaba en la entrevista, como una desventaja, no contar con una red de distribución propia. Y yo os pregunto, ¿Lo es? ¿Es realmente una desventaja no disponer de tu propia red de distribución?

Analicemos los dos modelos de negocio. Modelo Globalia/Orizonia vs modelo Soltour, citando sólo algunas marcas para hacer una exposición más sencilla.

Tenemos por un lado Travelplan – Air Europa – Viajes Halcón/ Ecuador o Iberojet – Orbest – Vibo Viajes. Y por otro, Soltour – Contratación aérea – Agencias de Viajes.

Bajo mi punto de vista, los primeros han funcionado muy bien en épocas de gran demanda.

Las agencias de viajes verticales facturaban cifras astronómicas con buenos márgenes comerciales. Eso sí, siempre a costa de sacrificar a su Compañía Aérea y turoperadores, con la excusa de tener que ofrecer siempre el mejor precio al mercado. Los beneficios de los primeros compensaban las pérdidas (en muchos casos) de los segundos.

Soltour, en cambio, ha tenido que hacer valer su condición de independiente y tratar de ‘utilizar’ a las agencias de viajes independientes y a los grupos de gestión como su propia red de distribución, sin serlo realmente. Y hay que reconocer que lo ha hecho muy bien.

Sin embargo, cuando la demanda es muy baja o sencillamente ‘no hay clientes’ las grandes estructuras que los grupos verticales han tenido que crear para gestionar su modelo de negocio, sobredimensionadas en muchos casos,  hacen peligrar la propia supervivencia del grupo. Las redes propias siguen ‘exigiendo’ sacrificios a los proveedores del grupo pero ya no venden lo que vendían.

Seguramente, Soltour también habrá realizado esfuerzos importantes para ofrecer mejores condiciones a las Agencias de Viajes pero no creo que se encuentre en la tesitura de ver si reduce o no su plantilla ante los tiempos convulsos que vivimos.

Si pudierais elegir ¿Con qué modelo os quedaríais?

, , , , , , , , ,

3 Comentarios