Cuando la temporada se acaba y los hoteles duermen

Como cada año, dentro de unos días, daremos por concluida la temporada turística de verano, con su final en el mes de octubre. Será momento de analizar cómo se ha comportado; si fue mejor que la de años anteriores; si la crisis nos ha afectado más de lo esperado; si mejoramos la distribución online de nuestros hoteles y un largo etcétera de todos los tópicos que se os puedan ocurrir. Cada año se repite la misma historia.

Y un año más, y son muchos, los hoteles de Mallorca registrarán un buen año. Muy bueno, añadiría yo. Y lo será porque, afortunadamente para ellos, la mayoría están basados en mercados emisores como el alemán o el inglés que gozan de mejor salud que nuestro maltrecho mercado emisor español.

Sin embargo en este post no voy a centrarme en cómo les ha ido a los hoteles de Mallorca, sino precisamente en lo que ocurre cuando la temporada termina y la mayoría de ellos duerme.

Una vez cerrada la temporada y analizado lo que pudo ser y no fue, es hora de preparar la siguiente. Decidir qué inversiones realizar para mejorar los establecimientos, buenas noticias si leemos el artículo publicado hace unos días en Hosteltur bajo el titular de los hoteles de Mallorca prevén una inversión de 135 millones de euros este invierno, o qué decisiones vamos a tomar sobre como mejorar la distribución online de nuestros productos.

Y en esto último es donde, bajo nuestro punto de vista, habría que poner la máxima atención. Ya hemos explicado en varias ocasiones cómo había cambiado la distribución hotelera desde la irrupción de Internet en el marco de la distribución turística.

En destinos turísticos, como Mallorca, donde en los meses de noviembre a febrero, se roza la inactividad (la mayoría de los establecimientos están cerrados), es el momento ideal para diseñar, definir y materializar los proyectos que nos aporten el salto tecnológico necesario para adecuar nuestro modelo de negocio a un escenario más acorde a los tiempos actuales.

Recuerdo el último proyecto en el que estuve embarcado con una cadena hotelera de primer nivel. En un tiempo record (de noviembre a marzo) pusimos en marcha; la nueva imagen corporativa; la Página Web conectada a la plataforma de distribución hotelera Hotetec; un Call Center externalizado con servicio H24 los 365 días del año; perfiles en redes sociales… Quizás fueron demasiadas cosas al mismo tiempo.

Sin embargo, lo más curioso de todo el proyecto fue lo siguiente. Donde tuvimos que poner el máximo esfuerzo fue precisamente en convencer a la propiedad de la necesidad de hacer todo lo anterior. Imagino que ahora estarán encantados.

Resulta paradójica la situación descrita en el párrafo anterior, pero ya hemos expuesto en algún ocasión que, hoy en día, todavía existen hoteles y cadenas hoteleras que ven en la distribución online una seria amenaza a su modelo de negocio.

Todavía queda mucha labor de evangelización pero hay que seguir insistiendo.

Seguro que al final habrá merecido la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *